Cambio de luminarias en el casco urbano

Con el cambio de las luminarias en las barriadas Pemán y Jesús Nazareno, el Ayuntamiento de Puente Genil ha renovado la totalidad del alumbrado público en el casco urbano, sustituyendo las lámparas de vapor de mercurio por las de vapor de sodio de alta presión, pretendiendo por un lado, ahorrar en energía, y por otro, contribuir modestamente, a la reducción de los gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Asimismo, estas nuevas luminarias, compuestas por una lámpara de 100 w., limitan el resplandor luminoso nocturno y aumentan la iluminación de la calle. Con ello, se asegura a peatones y conductores una adecuada visibilidad a las horas de ausencia de luz natural y se aumenta la seguridad de los ciudadanos contra la delincuencia y el vandalismo.

Las luminarias sustituidas presentaban, entre otras deficiencias, un bajo rendimiento y baja eficiencia energética, lo que supondrá, con el cambio, un importante ahorro energético, compensando de esta forma, en parte, la subida del precio de la electricidad.

Concretamente, en la Barriada Pemán se ha procedido al cambio de 108 de luminarias, cuya instalación se realizó en el año 1997, mientras que en la Barriada Jesús Nazareno se han cambiado 18 instaladas en el año 1991, afectando en ambos barrios a las calles Menéndez Pelayo, Doctor Ochoa, Fuensanta, Justicia, Maestro Calvo Flores, Plaza J.M. Pemán, Antonio Machado, Esperanza, José Echegaray, Parejo y Cañero, Cruz Roja, Ahorro, Averroes, Clavel y Paz.

Esta intervención forma parte de la política de ajuste energético que el Ayuntamiento de Puente Genil está llevando a cabo en los últimos años, en los que se impone un criterio de austeridad en los consumos en los servicios municipales, intentando frenar el incremento del gasto por este concepto, estrategia basada en las conclusiones del plan de ahorro energético que, sobre el alumbrado y edificios públicos, fue realizado por la consultora de ahorro energético Creara.

Las dos últimas fases que se han llevado a cabo, pertenecientes al Plan de Eficiencia Energéticas, han sido sufragadas con los fondos FEIL y FEEL, contando con un presupuesto de 208.485 euros, y ha supuesto la sustitución del 28 % del total de las luminarias de la localidad. El 72 % de las restantes actuaciones, que fueron sufragadas íntegramente por el Ayuntamiento, se han venido realizando paulatinamente en la última década.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies