La Diputación participa junto a otros socios europeos en la prevención de la violencia juvenil

La Diputación de Córdoba, a través del Instituto Provincial de Bienestar Social, se suma –junto a otros países de Europa- al proyecto YUS (Youth Secure Streets, Calles Seguras para la Juventud), que tiene como objetivo la lucha contra la violencia juvenil en nuestras ciudades.

La presidenta del IPBS, Dolores Sánchez, se ha reunido con los técnicos del IPBS que están actuando

de dinamizadores de esta iniciativa, así como con las ………..Pilar Núñez-Cortés y Susana Álvarez Kepler, para conocer el trabajo que se ha realizado hasta el momento en este tema, que pasa por una investigación sobre legislación comparada y un estudio sobre prevención de conductas.

Asimismo, durante el encuentro se ha abordado la necesidad de establecer criterios comunes de actuación entre todos los socios para enfocar el trabajo de la manera más homogénea posible.

El Instituto Provincial de Bienestar Social participa también en mesas de trabajo, abanderadas por la fiscal de menores Yolanda Pedradas, integradas por profesionales de la educación, policía, seguridad, judicatura, hostelería, servicios y asociaciones juveniles para poner sobre la mesa los avances conseguidos y proponer medidas de acción futuras.

El proyecto YUS persigue establecer políticas locales modernas y efectivas para prevenir la violencia juvenil callejera y los comportamientos antisociales. Otro de los fines es consolidar la cultura de la participación de la comunidad para luchar contra este problema, implicando a los responsables públicos, colegios, familias, asociaciones juveniles, etc.

Por otra parte, el proyecto contempla la puesta en marcha de una campaña de sensibilización dirigida a bares, discotecas, blogs de internet y redes sociales, centros juveniles, etc.. con el objeto de tomar conciencia de la realidad de la delincuencia juvenil y su forma de prevenirla.

La metodología del proyecto considera la violencia juvenil como una preocupación de salud pública, y tiene como beneficiarios directos los adolescentes y jóvenes de entre 12 y 25 años, e indirectos, las familias, colegios, comunidades inmigrantes y minoritarias.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies