La Diputación hace una gran apuesta por los servicios sociales comunitarios en la provincia de Córdoba

Las responsables que integran el Área de Igualdad, Políticas Sociales y Participación Ciudadana de la Diputación de Córdoba han hecho hoy balance del año de gestión de sus respectivas delegaciones, en las que han primado las premisas fundamentales por las que se rige el nuevo equipo de gobierno provincial: austeridad y eficacia. 
La delegada de Bienestar Social, Dolores Sánchez, ha destacado

que “la política de servicios sociales ha girado en torno a estos dos pilares fundamentales, sin perder de vista la importancia de los mismos como garante de los derechos y la calidad de vida de los ciudadanos de nuestra provincia”.
La diputada ha hecho hincapié en la apuesta que la institución provincial ha hecho por el servicio de Ayuda a Domicilio de Urgencia. “También hemos trabajado  insistiendo en la inclusión y cohesión social, hemos prestado una atención prioritaria al ámbito socio laboral como medio eficaz de integración, y hemos trabajado con especial interés por la infancia y la familia”.
Todo ello se ha reflejado en un presupuesto en servicios sociales para 2012  que ronda los 2 millones de euros para el desarrollo de programas ya consolidados y otros innovadores. Algunos de los que ya llevan funcionando bastante tiempo han visto duplicada su inversión con respecto a 2011.
Así, el importe de la Ayuda Económica a Familiares en 2012 es de 200.000 euros –en 2011 era de 106.000 euros; el programa de Emergencia Social dispone en este año de una inversión de 200.000 euros – en 2011 era de 100.000 - y el de Empleo Social ve incrementada su cuantía de 300.000 a 600.000 euros.Subrayado el importante esfuerzo que está realizando la Diputación por transferir el dinero de la Ayuda a Domicilio lo antes posible a los ayuntamientos de la provincia, “Ejemplo de ello es que en los meses de mayo y junio la institución provincial transfirió  4.200.000 euros, cantidad que a día de hoy aún nos adeuda la Junta de Andalucía”, ha señalado la diputada.
Por su parte, la responsable de Igualdad, María Trinidad Moreno, ha señalado que el trabajo de la Delegación ha estado enfocado fundamentalmente a la formación y el empleo de las mujeres, así como la lucha contra la violencia de género, todo ello con un presupuesto de 943.367 euros para  2012.
En este sentido, la diputada ha informado que se han llevado a cabo diversos cursos, talleres y representaciones teatrales en distintos municipios, con el objetivo de “fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres”.
Destacar la continuación del programa Emplea –que este año ha tenido una cuantía de 154.000 euros-, que persigue favorecer la inserción y mantenimiento en el mercado de trabajo de mujeres víctimas de violencia, con responsabilidades familiares no compartidas, y en especial a menores de 28 años y con algún tipo de discapacidad.
El estímulo del apoyo de proyectos empresariales impulsados y dirigidos por mujeres, en el marco del proyecto Mercadeando, es otro de los principales objetivos de la Delegación de Igualdad en la presente legislatura “por el que seguiremos apostando en un futuro”.
En lo que a la Delegación de Participación Ciudadana se refiere, la responsable de la misma, Rocío Soriano, ha subrayado que “una de las principales premisas sobre las que se ha trabajado es la reorganización de los recursos propios, erradicándose el gasto superfluo y eliminándose la duplicidad de servicios”.
En este sentido, la diputada ha resaltado que “se ha conseguido prestar a los municipios y a la ciudadanía en general los mismos servicios con menos recursos y mejor gestionados”.
Asimismo, desde la Delegación se han llevado a cabo actuaciones encaminadas “a establecer la concordancia entre la legalidad vigente y la gestión administrativa del departamento. Con ellas hemos conseguido el ahorro de dinero, ya se ha procedido, por ejemplo, a la eliminación de Dietas del personal propio del servicio de la Junta Arbitral de Consumo”.
El Departamento de Consumo y Participación Ciudadana se ha volcado con los pueblos de la provincia de Córdoba, “poniéndonos a disposición de todos los ayuntamientos, a través de reuniones periódicas, para coordinar la forma de trabajo de las Oficinas Municipales de Consumo”, ha mencionado Rocío Soriano.


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies