Se pone en marcha hoy la prolongación de la Vía Verde del Aceite

El camino natural, de más de 8 kilómetros, discurre por los municipios de Moriles, Aguilar de la Frontera y Puente Genil

Publicado el 31-01-2012

La prolongación de la Vía Verde del Aceite, que discurre por los municipios de

Moriles, Aguilar de la Frontera y Puente Genil, se ha puesto hoy en marcha con la culminación de la ejecución de las obras.

La prolongación de la Vía Verde del Aceite, que discurre por los municipios de Moriles, Aguilar de la Frontera y Puente Genil, se ha puesto hoy en marcha con la culminación de la ejecución de las obras.

La Diputación de Córdoba, a través de la Delegación de Medio Ambiente, será la encargada de mantener y conservar este nuevo camino natural, cuya longitud alcanza los 8,142 kilómetros atravesando Moriles (3,242 km), Aguilar (2,250 km) y Puente Genil (2,450), donde se encuentra la Estación de Campo Real. 

En esta línea, la Institución Provincial invertirá 5.000 euros anuales en concepto de arrendamiento de la nueva vía natural.

El delegado de Agricultura y Medio Ambiente de la Institución Provincial, Julio Criado, ha resaltado que “esta Vía Verde es un proyecto de la Diputación para poner en valor los caminos naturales, y para impulsar el ocio y disfrute de todos los ciudadanos de la provincia”.

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, ha indicado que “no hay caminos maravillosos, sino caminantes maravillados. Por ello, invitamos a la ciudadanía a comprobarlo y a descubrir la prolongación de la Vía Verde”.

Esta iniciativa surge en 2009 cuando la Diputación y ADIF firman un convenio de arrendamiento de los terrenos que antiguamente ocupaba el ferrocarril de Linares-Puente Genil, acogiéndose al Programa Caminos Naturales del Ministerio de Medio Ambiente.

Con esta incorporación al citado plan, la Institución Provincial elaboró un proyecto constructivo de la Vía Verde del Aceit (Tramo IV) a través de la Fundación de Ferrocarriles Españoles y solicitó al Ministerio su construcción.

La empresa Tragsa ha sido la encargada de la ejecución de la obra con un presupuesto de 1.326.304,02 euros, de los cuales la Diputación de Córdoba ha aportado 30.000 euros.

La filosofía de esta actuación es que antiguas vías de ferrocarril, canales, caminos de sirga, vías pecuarias, sendas, e incluso antiguos caminos públicos  vuelvan a ser utilizados por la población pudiendo ejercer actividades recreativas y en contacto con la naturaleza.
 

Volver a Sala de Prensa

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies