La Diputación respalda un proyecto que pretende ubicar desfibriladores en espacios públicos

La Institución Provincial pretende hacer extensible el uso de estos aparatos a toda la provincia

Publicado el 10-01-2012

La Diputación de Córdoba respalda el proyecto “Andalucía, territorio cardioprotegido”, impulsado por el Grupo DESA de la Sociedad de

Urgencias y Emergencias (SEMES) en Andalucía, por el que se pretende llevar a cabo la instalación y preparación de los mecanismos necesarios (desfibriladores semiautomáticos-DESA-) en todos los municipios andaluces para responder de manera inmediata en caso de parada cardiorrespiratoria.

La Diputación de Córdoba respalda el proyecto “Andalucía, territorio cardioprotegido”, impulsado por el Grupo DESA de la Sociedad de Urgencias y Emergencias (SEMES) en Andalucía, por el que se pretende llevar a cabo la instalación y preparación de los mecanismos necesarios (desfibriladores semiautomáticos-DESA-) en todos los municipios andaluces para responder de manera inmediata en caso de parada cardiorrespiratoria.

El vicepresidente 1º de la Institución Provincial, Salvador Fuentes, ha anunciado que “vamos a poner en marcha un plan de colaboración con los ayuntamientos que garantice la formación en la utilización de los desfibriladores semiautomáticos y contribuir a que estos se distribuyan por los principales espacios públicos”.

Fuentes ha presentado el proyecto junto al presidente de Semes Andalucía y director del Grupo DESA, Fernando Ayuso, y al ex futbolista del UD Salamanca Miguel García, quien sufrió una parada cardíaca y salvó su vida gracias a un desfibrilador semiautomático.

En su intervención, el también delegado de Hacienda de la Diputación ha resaltado que, “aunque el Palacio de la Merced dispone de un DESA, pretendemos hacerlo extensible a los municipios. Primero hay que conocer dónde están ubicados, elaborar un informe del mismo y sensibilizar a la población”.

Ayuso ha resaltado que “la muerte súbita cardíaca no se puede predecir. Si queremos tener unas cotas de supervivencia elevadas, no tenemos más remedio que emprender iniciativas como ésta. El DESA lo puede utilizar cualquier persona”.

En esta línea, el presidente de Semes-Andalucía ha resaltado que “cuando hablamos de muerte súbita el tiempo es vital. Por cada minuto de espera se disminuye en un 10 por tanto la supervivencia”.

El ex futbolista Miguel García ha subrayado que “hay que intentar que Andalucía sea una comunidad cardio-protegida. Todos debemos sensibilizarnos”.

Según datos facilitados por Semes-Andalucía, la parada cardíaca es la tercera causa de mortalidad en las sociedades avanzadas y con la implantación de espacios cardioprotegidos se podrían reducir éstas a tan sólo un 15 por ciento salvando al año más de 10.000 vidas.

Según Fernando Ayuso, en Andalucía hay unos 5.000 episodios de paradas cardio-respiratorias y con la utilización de DESA 3.000 personas sobrevivirían.  En Córdoba y provincia, si se habilitara un DESA en instalaciones deportivas, se necesitarían unos 300 desfibriladores.

El proyecto de creación de espacios cardioprotegidos proporciona asesoramiento y todos los elementos necesarios para la implantación, certificación y mantenimientos de los mismos. Dichos elementos son un desfibrilador semiautomático, una maleta o una vitrina para el desfibrilador, señalización del espacio, instalación y registro del equipamiento y un plan de formación acreditado por la American Herat Association y bajo amparo del Decreto 200/2001, de 11 de septiembre.

Volver a Sala de Prensa

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies